relojeros como luis miguez

Luís Míguez relojeros lleva reparando relojes desde el año 1982.

Durante todo este tiempo se ha esforzado en mejorar su servicio técnico, lo que le ha llevado a realizar varias reformas, inversiones y adaptarse a los nuevos tiempos. Dentro de este proceso de adaptación, en Luís Míguez  relojeros siempre tuvo un papel importante la tecnología que ha provocado un crecimento en el volumen de negocio muy considerable. Este crecimiento -que todo empresario recibe con los brazos abiertos- trajo con sigo dos problemas principales: aumento de llamadas para consultar el estado de un reloj y reclamaciones sobre el material depositado.

Aumento de llamadas entrantes en el taller

En palabras del propio Luís “si al cliente no le damos una herramienta dónde pueda consultar el estado de su reparación, inevitablemente, nos va a llamar”. Este problema, lejos de aminorar, provocaba que Luís y sus técnicos pasasen la mitad de su tiempo atendiendo llamadas de teléfono para dar información al cliente a cerca de su reparación. Con TidyAnt, hemos reducido ese número de llamadas en un 50%, con lo que el rendimiento por reparación aumenta considerablemente.

 

si al cliente no le damos una herramienta dónde pueda consultar el estado de su reparación, inevitablemente, nos va a llamar

Luís Míguez, 2018

 

Reclamaciones sobre el material depositado

Otro de los problemas con los que se encontraba Luís eran las reclamaciones de clientes y malos entendidos después de dejar su mercancía en su taller. Aunque ese tipo de reclamaciones eran minoritarias, el malestar que generaban era importante, ya que cuando quieres ofrecer un servicio de alta calidad, cada detalle cuenta.

Con TidyAnt, permitimos realizar fotografías en alta resolución y adjuntarlas a la reparación. Así, en el momento del envío del resguardo de depósito (que puede ser digital o impreso) tanto el cliente como el empresario tienen la misma información: las mismas imágenes, mismos fallos y detalles. Esta forma de trabaja evita malos entendidos, discusiones e incluso la pérdida de clientes, ya que la transparencia es total.